martes, 19 de mayo de 2009

Grandes Hombres y Mujeres

BIOGRAFÍAS
Sargento Segundo Fernando Lores Tenazoa (1906 - 1933).

Nació en Iquitos en 1906. Formó parte de la Revolución de Cervantes. Se trasladó a Lima para seguir estudios en la Escuela Militar de Chorrillos egresando con el grado de Sargento. Volvió luego a Iquitos, pero al poco tiempo se enroló nuevamente al ejército al estallar el conflicto con Colombia, cuando en 1933 un grupo de loretanos, que no aceptaban el sombrío Tratado Salomón-Lozano, asaltó Leticia y desalojaron a las autoridades Colombianas, tras lo cual ambos países se prepararon para la guerra.
La Guarnición de Güeppi, donde se encontraba Fernando Lores, en las riberas del Putumayo, cayó peleando heroicamente, abrumada por la superioridad numérica y de armamento de los Colombianos.En su memoria, la antigua calle Pastaza, donde él vivió, lleva actualmente su nombre, así como varios centros educativos loretanos.
Soldado Alfredo Vargas Guerra (1910 - 1933).Nació en Contamana, provincia de Ucayali, el 22 de mayo de 1910 en el seno de una modesta familia. Alfredo era el hijo mayor de la familia, sus padres fueron don Adán Vargas y doña Adelina Guerra, con quienes se dedicaba al trabajo agrícola.
El 14 de Octubre de 1932 parte a la frontera con Colombia, incorporándose en el Batallón Mixto N°23. Durante su entrenamiento destacó por su inteligencia, audacia y destreza en el manejo de las armas.
En el combate del 26 de Marzo de 1933, Vargas Guerra hizo increíble resistencia a una compañía colombiana. Después de una larga lucha fue detectado por la sección del teniente colombiano Fonseca y ametrallado.En memoria a este héroe loretano, un distrito loretano y la calle principal de su natal Contamana llevan su nombre y en la plaza hay un busto de bronce.En Iquitos, el principal busto del ejército de la V Región Militar es en honor a él.Hasta 1922 Leticia pertenecía al Perú junto con el Trapecio Amazónico y muchos jóvenes loretanos ofrendaron su vida para defenderla en varios conflictos anteriores; ellos tenían una gran convicción patriótica y entonaban el himno a Leticia, cuya letra dice: "Vamos peruanos a luchar, a Leticia juremos defenderla, y siempre en ella mantener el Pabellón Nacional, que no se arriará jamás." De nada sirvió todo el sacrifico loretano, porque el presidente Augusto B. Leguía, contrariando el sentir de esta parte del país, entregó a Colombia el Trapecio Amazónico en el oscuro Tratado Salomón-Lozano (24 de Marzo de 1922).
Carmen Rosa Panduro Ramírez (1918 - 1989).Nació en Requena, un 10 de Diciembre de 1918. Sus padres fueron don Federico Panduro Sandoval y doña María Ramírez Coral. El 18 de Enero de 1936 contrajo matrimonio con don Juan Manuel Peñaherrera Valera con quien tuvo dos hijas: Lucrecia y Lidia.
Carmen Rosa dormía plácidamente en la hacienda Miraflores -situada en el margen izquierdo de río Napo- cuando la despertó el fuego de artillería que estremecía la noche del 11 de agosto de 1941.
La guarnición ecuatoriana Rocafuerte había atacado sorpresivamente el puesto peruano de Cabo Pantoja (Güeppi) que se encontraba a 4 Km. de la hacienda; Carmen Rosa pensó en el peligro que acechaba al padre de sus hijas, el Sargento Peñaherrera, perteneciente a la 1a Compañía del Batallón de Infantería N°27 de la guarnición peruana. Tomó su canoa con dirección a la zona de combate para luchar junto a su esposo para defender nuestro territorio.
En su desplazamiento para llegar a la guarnición Cabo Pantoja es detenida por soldados peruanos del grupo de artillería N°5 que no dejaban entrar a la guarnición a ningún civil por medidas de seguridad. Ante esto, Carmen Rosa valiéndose de su conocimiento de la selva se interna siguiendo una trocha conocida por ella y llega a la zona del combate.En Cabo Pantoja la valiente peruana se informa que el Sargento Peñaherrera estaba en la avanzada de la compañía. Carmen es uniformada como soldada para poder llegar a la línea de fuego donde finalmente lo encontraría. La primera actividad de Carmen Rosa es prestar ayuda a los soldados heridos.Luego, ella toma sus provisiones y un fusil para luchar junto a su esposo quien es herido en un brazo por el enemigo. Carmen Rosa clama venganza y dispara febrilmente contra el enemigo, avanzando junto al sargento y arengando a los soldados a que continuaran avanzando hacia la victoria.Después del cese al fuego, la cañonera "Amazonas" emprende la persecución de las tropas ecuatorianas. Carmen Rosa uniformada, ya con el fusil en mano y con la intención de ir a combatir nuevamente mientras su esposo recibía atención médica en Cabo Pantoja, recibe el mandato de desembarcar, pero es obligada y hasta forzada a abandonar la cañonera entre lágrimas, rabia y frustración.
Esta humilde e intrépida mujer, que ha dejado bien grabado el honor y valentía de la mujer loretana murió el 11 de Noviembre de 1989 después de una larga y penosa enfermedad. Sus restos descansan en la Cripta de los Héroes Loretanos, en el Cementerio General San Miguel Arcángel.

1 comentario:

  1. ESTO ES NACIONALISMO PERFECTO DAR LA VIDA POR NUESTRA PATRIA NO LA QUE QUIEREN O HABLAN DE UN NACIONALISMO BARATO. VIVAN NUESTROS HEROES, ESPECIALMENTE LOS DE LA AMAZONIA PERUANA. VIVA PANTOJA, GUERRA, SARGENTO LORES, CHAVEZ VALDIVIA, Y MUCHOS OTROS.

    ResponderEliminar